miércoles, 11 de mayo de 2011

Vamos a la cama

En estos años de convivencia con el Alzheimer el momento de ir a dormir a pasado por varias y muy distintas fases. Ha habido épocas en las que se iba a dormir muy temprano, otras veces que no se quería ir a dormir nunca y se despertaba por la noche muchas veces y ahora se quiere ir a dormir durante la tarde y cuando cae la noche se le quita el sueño. Así que la tenemos que convencer para ir a la cama:

Cuidadora: Vamos a la cama que son las 10?

Ella: No, aún no tengo sueño.

Cuidadora: Vamos a la cama que son las 10 y media?

Ella: Es temprano, no?

Cuidadora: Vamos a la cama que son las 11?

Ella: Vaaale

Antes de dormir necesita como una hora. Ponerse el pijama, lavarse los dientes y prepararse para la cama le lleva su tiempo. Además, siempre lo hacia sola a excepción de cuando estuvo enferma porque se rompió la cadera (ya os contaré), hace ya como un año le teníamos que ayudar a desabrocharse la falda o el sujetador y ahora también le tenemos que ayudar a meterse en la cama. Sí, parece ser que pierde el equilibrio a la hora de sentarse en la cama y tumbarse por lo que necesita que alguien la agarre y le de la mano para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada