domingo, 31 de enero de 2016

La felicidad, un momento

La semana pasada no publiqué ningún post (mis disculpas) porque estaba de mudanza. Me he cambiado a una nueva casa, a una nueva vida. Como siempre, los cambios me hacen pensar y reflexionar... Esta vez entre otras cosas he pensado en todo lo que cambia por que sí, en aquello que cambia porque nosotros hacemos que cambie y en las cosas que siguen ahí y pase el tiempo que pase solo están, no cambian, no evolucionan, es como si por ellas no pasara el tiempo.

Ahora soy consciente de que ella, debido al Alzheimer, ha pasado de ser alguien que cambia a ser alguien que está ahí. Con el avance de la enfermedad ya no sufre los cambios, ni los impuestos ni se los autoimpone. Esto desde mi punto de vista tiene cosas buenas y cosas menos buenas: No sufre con los cambios impuestos (alguien cercanos que fallece, algún ser querido que emigra o una enfermedad grave en la familia) pero tampoco disfruta los buenos momentos (la boda de la nieta, el nacimiento de su primer biznieto o los logros que van consiguiendo sus hijos). Tampoco se autoimponen nada, ni para bien ni para mal.

¿Cuál es su función ahora? ¿Qué le da sentido a su vida? Desgraciadamente no podemos entrar en su mente y ver qué funciona y qué no, pero desde fuera parece que todo se reduce a estar ahí. Sin embargo, hay pequeños detalles que a veces vemos en su expresión, en su rostro o deducimos de sus pocas palabras que es consciente y disfruta momentos como que estemos toda la familia reunida, la visita de un ser querido que lo ve poco o degustar algún dulce o comida que le encanta pero no suele comer a menudo.

¿Vivimos de momentos? Quizás sí, porque qué es la felicidad sino un estado o momento. Benjamin Franklin decía que "la felicidad humana generalmente no se logra con grande golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días". Ella sin embargo nos decía que "no es más feliz quien añora lo que no tiene sino quien disfruta aquello que tiene". Esperamos y deseamos que ella actualmente esté disfrutando todo lo que tiene y aunque sea en esos breves momentos de conciencia sea feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada