domingo, 15 de mayo de 2011

Lo que me gusta no puedo, lo que puedo no me gusta

Nunca le ha gustado mucho distraerse o tener tiempo para ella. Su vida siempre ha sido rutinaria y ha dedicado la mayor parte a trabajar y cuidar de los demás. Aún así, cuando ha tenido tiempo libre lo que le gustaba era hacer vida social y salir pero nunca le gustó mucho el cine, la música, la radio o la televisión.

Esto de no tener hobbies ahora es un problema porque se aburre. No sabe qué hacer. Ya no tiene que trabajar y la gente no tiene 24 horas para hacer vida social y estar de tertulias.

Antes le gustaba leer, sobretodo la Biblia o el Evangelio, pero ahora no ve bien y no puede hacerlo. Otra de sus habilidades era la costura y el punto pero, una vez más, la vista le impide desarrollar estas tareas.

Siempre le ha encantado la jardinería, cuidar sus plantas y flores era una de sus pasiones. Sin embargo, dice que ya no tiene energía para eso. Ya le cuesta agacharse o cargar con las macetas, incluso con la pequeñas.

Hay veces que intentamos buscar nuevas actividades que le pueden venir bien pero, hasta el momento, ninguna idea ha funcionado. Alguien puede ayudarnos? Mil gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada