miércoles, 25 de mayo de 2011

Abre las puertas que vienen los niños

Hace años que no vive con ningún niño. Hace años que no hay ningún menor a su cargo. El más joven que vive con ella ya está en el cuarto de siglo pero hoy piensa muy segura que hay que esperar a que los niños vengan del colegio.

Son más de las 10 de la noche y hemos cerrado las puertas con llave pero está muy enfadada con nosotros. Dice que lo que hemos hecho está muy feo y eso no se hace. Nos riñe, nos reprende, porque no entiende por qué hemos cerrado las puertas sin que los niños lleguen del colegio.

Le hemos explicado mil veces que ningún niño tiene que venir que somos todos adultos y tenemos llaves. Le hemos asegurado que es la hora de cenar e ir a dormir. Hemos intentado que razone que es de noche y nadie puede estar en el colegio. Pero ella, por fuerza, quiere abrir las puertas para esperar a los niños.

Está nerviosa y no hace más que levantarse para ver si viene alguien y/o abrir las puertas. Incluso la he llamado y no quiere hablar conmigo. Sin embargo, cuando su cuidadora me dice que está preocupada porque los niños no llegan y las puertas están cerrada; ella, por detrás, dice que su cuidadora miente pero al segundo siguiente la escucho decir que va a abrir la puerta para los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada